lunes, mayo 20, 2024
Policiales

11 años de prisión para un hombre por abusar sexualmente de su hija

La hermana de la víctima radicó la denuncia en febrero de 2022.

El fiscal Penal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual 4, Pablo Rivero, representó al Ministerio Público Fiscal en la audiencia debate que se llevó a cabo en la Sala 4 del Tribunal de Juicio del distrito Centro, en contra de un hombre acusado de abusar sexualmente de su hija de diez años.

Tras la presentación de todas las pruebas reunidas a lo largo de la investigación realizada por la UDIS 4, el acusado fue condenado a once  años de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización y la duración en el tiempo agravado por el vínculo, la guarda y la convivencia en perjuicio de una menor de 18 años de edad;  abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, la guarda y la convivencia en perjuicio de una menor de 18 años de edad; y corrupción de menores agravado por ser cometido en perjuicio de una menor de 13 años, por mediar violencia o cualquier otro medio intimidatorio, el vínculo y la guarda, todo en concurso real.

Tras ser hallado culpable, el juez Maximiliano Troyano dispuso que se le realice al condenado un examen genético (ADN) para su incorporación al Banco de Datos Genéticos, previa asignación del Dato Único de Identificación Genética (DUIG) por el Registro provincial de condenados vinculados a delitos contra las personas y contra la integridad sexual.

La intervención del Ministerio Público Fiscal inició luego de que una joven radicara denuncia el 23 de febrero de 2022 en contra del padre de su hermana de diez años. La mujer aseguró que el hombre abusaba sexualmente de la adolescente.

En Circuito Cerrado de Televisión, la víctima confirmó lo denunciado, contando que los tocamientos habían comenzado cuando tenía nueve años de edad y que habían llegado a suceder delante de un hermano de 20 años. Además, narró otros hechos en los que se vio vulnerada su integridad sexual.

Teniendo en cuenta la declaración de la víctima, el testimonio de su hermana y los informes médicos, ambientales y psicológicos, el fiscal Rivero formalizó la acusación en contra del hombre y solicitó que fuera juzgado, instancia que finalmente concluyó con la condena a once años de prisión efectiva.

Fuente: Prensa Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Salta.