lunes, mayo 20, 2024
LatestNacionales

La hija de un desaparecido remarcó la incidencia del Plan Cóndor en la muerte de su padre

10/10/2023. Télam. Carla Gonçalves, trabajadora de Télam e hija del militante uruguayo Jorge Felisberto Gonçalves Busconi, detenido desaparecido por un grupo de tareas el 14 de abril de 1977 en pleno centro porteño, declara este martes junto a una sobreviviente del centro clandestino “Atlético” en los tribunales de Comodoro Py.

Jorge Felisberto Gonalves Busconi detenido desaparecido

Jorge Felisberto Gonçalves Busconi, detenido desaparecido.

Carla Gonçalves, trabajadora de Télam e hija del militante uruguayo Jorge Felisberto Gonçalves Busconi, detenido desaparecido por un grupo de tareas el 14 de abril de 1977 en pleno centro porteño, declara este martes junto a una sobreviviente del centro clandestino “Atlético” en los tribunales de Comodoro Py, en un caso que vuelve a poner de manifiesto la colaboración entre las dictaduras de la región a través del Plan Cóndor.

La ‘condena de muerte’ de mi papá es la conversación que existió entre las embajadas argentina y uruguaya cuatro días después de que fue secuestrado por ‘la patota’, como se conocía al grupo de tareas integrado por uruguayos que en connivencia con las fuerzas locales secuestraban a compatriotas exiliados en Argentina”, remarcó Gonçalves.

La secretaría del juez federal Daniel Rafecas la citó a una audiencia testimonial de la etapa de instrucción junto a una sobreviviente del “Atlético”, única persona que hasta el momento vio a su padre con vida en ese centro clandestino de detención.

Este reconocimiento es clave para darle curso legal a la investigación porque, hasta ahora, es la única persona que lo vio después de ser secuestrado en el Atlético“, refirió Gonçalves a Télam sobre la audiencia en los tribunales de Comodoro Py.

Su padre nació en la ciudad uruguaya de Artigas, estudiaba Medicina y militaba en la Unión de las Juventudes Comunistas (UJC) de Uruguay. Ya casado con María Lenize Prato, Jorge se exilió en la Argentina -al igual que otros tantos compatriotas que huían de la dictadura de Juan María Bordaberry- y en 1975 participó de la fundación del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP).

El 14 de abril de 1977, cuando salía de trabajar con una compañera, fue secuestrado en la avenida Belgrano esquina San José del centro porteño y nunca más supieron qué pasó con él.

“Se bajaron miembros de un grupo de tareas uruguayo de tres autos Ford Falcon. Le preguntaron a mi viejo si se llamaba Jorge Gonçalves y si era uruguayo -tenían en claro a quién iban a buscar- y a la mujer le dijeron que se fuera”, contó su hija a través del relato de otro compañero de trabajo que vio la escena y alertó a la familia.

Carla Gonçalves acompaña desde hace años a víctimas y familiares de detenidos desaparecidos durante la última dictadura cívico militar argentina. Siguió de cerca los distintos tramos de la megacausa por los crímenes cometidos en el circuito represivo de los centros clandestinos de detención conocidos como “Atlético”, “Banco” y “Olimpo” (ABO).

Así fue que dio con la única sobreviviente del “Atlético” -hasta ahora- que vio con vida a su padre en ese lugar y que este martes podrá dar cuenta de ello ante la justicia.

No tengo dudas que fue tu papá al que vi en el ‘Atlético’, es imposible olvidarme porque no vi un montón de gente. Me quedó muy presente porque me tranquilizó, me dio una palabra de aliento“, le dijo la sobreviviente a Carla al evocar el recuerdo de su padre.

Otra de las pruebas documentales fuertes de las que dispone Gonçalves que prueban la incidencia del Plan Cóndor orquestado por las dictaduras de la región en “nombre de la doctrina de Seguridad Nacional” en el secuestro y muerte de su padre es un intercambio del 18 de abril de 1977 entre las embajadas argentina y uruguaya.

“Conseguí documentación a través de una nieta restituida uruguaya, Macarena Gelman, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay que prueba la comunicación entre ambas embajadas sobre el caso de mi papá”, explicó Carla.

Y detalló: “Hay un documento de sólo cuatro días después del secuestro de mi viejo en el que la embajada argentina pregunta a la uruguaya si Goncalves tenía antecedentes políticos, y le responden que sí. Esa fue su condena de muerte“.

Este martes Carla asistirá a Comodoro Py acompañada por su madre, su hija mayor y su abogado Pablo Llonto y para ella se trata de “una batalla ganada contra los que quieren seguir sumergiéndonos en la incertidumbre“.

“En este contexto en el que algunos candidatos y ciertos sectores de la sociedad sostienen argumentos negacionistas nefastos me parece que la mejor respuesta es seguir visibilizando estas causas, las condenas y cómo tras más de 40 años hay sobrevivientes que siguen reconociendo víctimas y victimarios y siguen declarando”, completó Carla.