jueves, mayo 30, 2024
Policiales

Condenado por someter a una golpiza a su pareja

El hombre fue detenido cuando una mujer salió desde una habitación de la vivienda a la que había llegado la Policía y solicitó ayuda. Sobre la cama encontraron un cuchillo de 30 centímetros.

La fiscal Penal interina de Violencia Familiar y de Género 2, Luján Sodero Calvet, representó al Ministerio Público Fiscal en la audiencia mediante trámite abreviado en la que un hombre fue condenado a tres años de ejecución condicional y reglas de conducta.

Tras la presentación de las pruebas recabadas por la Fiscalía, el acusado aceptó su responsabilidad en los delitos de lesiones leves agravadas por la relación de pareja y por el género; daños; amenazas agravadas por el uso de arma y coacción con arma en perjuicio de su pareja y resistencia a la autoridad en perjuicio de un sargento ayudante de la Policía de Salta, todo en concurso real.

La intervención de la Fiscalía inició el 27 de agosto pasado luego de que un hombre fuera detenido en la vivienda que comparte con su pareja por un sargento ayudante de la Policía de Salta que había llegado hasta el lugar alertado por vecinos.

El hombre negó que en la vivienda pasara algo, pero desde una de las habitaciones salió una mujer y solicitó ayuda manifestando que su pareja la estaba sometiendo a una golpiza, la había amenazado con un cuchillo que puso en sus costillas y cuello y además la había amenazado para que no contara nada a la Policía. Aseguró que temía por su vida.

Durante la inspección ocular al lugar, se encontró sobre el colchón de la cama matrimonial un cuchillo de 30 centímetros. La víctima fue examinada por el médico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), elevando el informe con las lesiones que sufrió la víctima a la Fiscalía.

Entre las reglas de conducta impuestas al hombre en la sentencia, por pedido de la Fiscalía de Violencia Familiar y de Género 2, se encuentra la de la obligatoriedad de realizar un tratamiento psicológico en donde se traten los factores que predisponen y llevan a perfeccionar hechos en un marco de violencia de género y violencia familiar, con el fin de que el mismo pueda lograr la capacidad de compresión de los hechos que cometiera y tener el control de los impulsos, logrando tener una estructura de sus vínculos, como asi se trabaje sobre los  esquemas cognitivos en referencia a los roles del hombre y de la mujer en general  y de la vida familiar en particular.

Además, el condenado deberá fijar un nuevo domicilio en un radio no menor a 300 metros a la redonda del de la víctima y abstenerse de profesar cualquier acto de violencia física o psíquica en contra de la denunciante, como así también profesar insultos, palabras agraviantes o desplegar conductas amenazantes personalmente o por terceros, utilizando cualquier medio de comunicación.

A la mujer se le entregará de un botón antipánico y consigna policial fija por diez días y luego ambulatoria.

 

Fuente: Ministerio Público Fiscal de Salta.