Así lo confirmaron primero la Policía de Salta y luego el cacique de la comunidad Tres Paraísos, Víctor Rojas, quien estuvo al frente de la protesta frente a la finca que integrantes del Pueblo Wichí llevaron adelante desde el domingo último, reclamando que se buscara a Candalicio.

“Nosotros avisamos al comisario de que estaba en ese lugar”, dijo Rojas a Salta/12, al indicar que personas de la comunidad Los Lapachos, en jurisdicción del municipio de Tartagal, afirmaron que habían visto a Candalicio por las calles de esta ciudad y luego en el casino. En declaraciones al canal de noticias Mosconi TV, el comisario Marcos Humano dijo que recibieron un llamado al sistema de emergencia dando cuenta de que habían visto a Candalicio. La Policía fue hasta ese lugar y efectivamente, ahí lo encontraron.

“Su mujer está asustada porque reconoció las pertenencias en manos de la señora que insiste que ella vio a una persona muerta”, contó Rojas. Esta mujer declaró que al verlo inerte incluso le sacó la yica (bolsa de fibra de chaguar) y la honda que llevaba Candalicio. Estas pertenencias fueron reconocidas por su familia como de su propiedad.

Mientras, ayer la Policía indicó que se habían trasladado recursos desde la capital salteña, como perros amaestrados, para la búsqueda del desaparecido, también fue un grupo del Cuerpo de Bomberos y se realizaron rastrillajes.

La desaparición de Moisés Candalicio fue denunciada por las comunidades originarias de Mosconi el sábado y el domingo iniciaron las protestas reclamando que se lo buscara, atendiendo a los dichos de la mujer que afirmó haber visto un cuerpo en la finca. Los denunciantes relataron que que el ahora encontrado había ido a sacar choclos para buscar su sustento. Estaba desaparecido desde el jueves último por lo menos, por lo que su mujer hizo la denuncia formal, tras reconocer sus pertenencias que habían estado en manos de la mujer que dijo haber visto un cuerpo en la finca.

Candalicio también realizó declaraciones para el canal Mosconi TV. Dijo que estaba con “otros changos” de Tartagal cuando su cuñado le avisó que “hay problemas allá, que dicen que vos estabas muerto”. Asimismo, confirmó que no ve a su mujer desde hace una semana, ratificando su denuncia, en la que afirmó que el hombre estaba desaparecido desde el 3 de mayo.

“No me pasó nada”, aseguró Candalicio. Aclaró que no va siempre a Tartagal, que esta vez fue porque sus amigos le dijeron: “falta uno para trabajar” en una changa de cuatro días. “Y los changos vinieron para acá” y él también, sostuvo. Sobre su permanencia en el casino, contó que estaba jugando y hasta “había ganado como cuatro mil” pesos.